CON EL FINAL DE CURSO LLEGAN LOS CAMPAMENTOS DE VERANO DE AFANNES TOLEDO.

Se acaba el curso escolar y nosotros lo celebramos de una forma muuuuy especial…NOS VAMOS DE CAMPAMENTOOOO.
Este proyecto surgió hace 10 años y con mucha ilusión hemos ido aprendiendo todos juntos para mejorarlo y que sea una semana inolvidable y disfrutada por todos.
Los chicos/as esperan con ilusión este momento, donde pueden irse de vacaciones con sus amigos, disfrutar y divertirse durante unos días en plena naturaleza, realizando actividades de ocio y dejando atrás la rutina. Además, los profesionales también disfrutamos de este momento, viviendo una experiencia única que nos ofrece nuevas oportunidades de aprendizaje, pudiendo ver a nuestros chicos desenvolverse en entornos menos estructurados y sin la referencia de los cuidadores principales.
Durante esa semana, nuestros chicos/as realizan una gran variedad de actividades: juegos de agua, actividades deportivas, talleres de interior y exterior, gymkhanas, veladas nocturnas… y ente sus favoritas destacan la piscina y las actividades de multiaventura. Todas las actividades están diseñadas y adaptadas previamente por el gran equipo de monitores, ya que EL ÚNICO OBJETIVO ES QUE SE LO PASEN BIEN Y DISFRUTEN AL MÁXIMO.
Por último, y como novedad, este año también nos adentramos en la aventura de ofrecer un campamento urbano que se realizará durante la misma semana, una apuesta para que los más pequeños también puedan disfrutar de esta experiencia. Estamos seguros de que será otro gran proyecto que podremos mantener en el tiempo para ofrecer más oportunidades a todas las personas que formamos la gran familia que es Afannes Toledo.
Os dejamos unas fotos resumen, pero para saber realmente en qué consisten nuestros campamentos, os invitamos a acompañarnos en los próximos años.

El Apoyo Conductual Positivo como estrategia de apoyo. La importancia del entorno.

Las conductas que nos preocupan o problemas de conducta generan un gran impacto en las personas con discapacidad y en su entorno. No solo interfieren en su aprendizaje y desarrollo, generando menos oportunidades de relaciones sociales, participación en la comunidad y aumentando la probabilidad de toma de medicación no siempre ajustada, sino que también acrecientan el estrés familiar, reducen la red de apoyo y provocan estrés psicológico para familiares y profesionales.

Además de trabajar en prevención primaria y secundaria enseñando a la persona habilidades y estrategias que mejoren o minimicen sus factores de vulnerabilidad biológicos, psicológicos y emocionales, es fundamental favorecer entornos de apoyo de alta calidad realizando ajustes en el entorno social, físico y metodológico que promuevan el bienestar emocional de las personas, cubriendo sus necesidades y dando oportunidades.

Es necesario hacernos este tipo de preguntas: ¿Qué estilo de apoyo le doy a la persona con problemas de conducta, creo que esa persona es el problema o que tiene un problema? ¿Le proporciono las oportunidades de comunicación y elección que necesita? ¿Entiende el mundo que le rodea? ¿Con qué frecuencia y con qué personas tiene interacciones sociales?  ¿El entorno físico y sensorial está adaptado a sus capacidades?

Es importante adaptar los apoyos a cada persona, como “un traje hecho a medida” con el objetivo de mejorar su calidad de vida y reducir el impacto de los problemas de conductas en las personas con discapacidad y las personas importantes de su vida.

DISLALIAS Y ROTACISMOS

 

Desde logopedia uno de nuestros objetivos es  lograr un desarrollo correcto de la motricidad fina ya que esta afecta a los órganos de la articulación.

 

Cuando la articulación es adecuada el niño adquiere la agilidad y coordinación necesarias para fomentar un habla correcta acorde a sus necesidades.

 

La dislalia es un trastorno del lenguaje que afecta al habla. Normalmente las dislalias se identifican entre los 3 y los 5 años con alteraciones en la articulación de los fonemas.

 

La dislalia infantil evolutiva tiene varias fases dentro del desarrollo del lenguaje del niño y termina cuando el niño aprende a pronunciar correctamente todos los fonemas.

 

No obstante, no es alarmante que un niño menor de cuatro años presente errores en la pronunciación, ya que está en pleno desarrollo del lenguaje. Sin embargo, si los errores en el habla se mantienen más allá de los cuatro años, se debe consultar con un logopeda.

Medidas de protección para familias de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo de CLM

En esta ocasión os traemos una guía que nos parece muy importante para todas las familias de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. En ella hemos colaborado diferentes profesionales de asociaciones de Plena Inclusión CLM, y aun que data del año 2021 se intenta mantener actualizado. Para quien lo necesita también lo tenemos en lectura fácil.

Medidas de protección Clm (2)

Para cualquier duda al respecto o aclaración, podéis contactar con nosotros.

Saludos

Afannes participa en el encuentro desayuno de Marsodeto 2022

Hoy hemos celebrado nuestro Encuentro Desayuno y nos ha acompañado nuestro Delegado Provincial de Bienestar Social en Toledo Maximiliano Muñoz Hernández.
Hemos analizado la situación actual del nuevo Convenio Colectivo y para ello hemos contado con Daniel Collado, gerente de Plena Inclusión Castilla La Mancha que nos ha informado sobre ello.
Hemos tenido la ocasión de debatir sobre varios temas participando las entidades de nuestra Federación Provincial Marsodeto.

¿Qué son las funciones ejecutivas?

Las funciones ejecutivas son el conjunto de habilidades y procesos cognitivos que nos permiten llevar a cabo tareas cada vez más complejas, la resolución de problemas y la consecución de logros u objetivos. Son muy importantes en el proceso de autorregulación, porque, a través de ellas, se controlan las propias emociones y se planifica y ejecuta la conducta.

Las funciones ejecutivas comienzan a desarrollarse desde el nacimiento y van evolucionando a medida que vamos creciendo, ya que nacemos con el potencial para desarrollarlas a partir de interacciones favorables con el entorno y los adultos. Son de vital importancia en nuestro día a día, permitiendo la planificación, toma de decisiones, solución de problemas, adaptación a los cambios en el entorno, autocontrol y regulación.

Las principales habilidades de las funciones ejecutivas son:

  • Planificación y organización: nos permite desarrollar planes de acción, estableciendo objetivos y secuenciando la información de manera eficiente.
  • Toma de decisiones: capacidad para elegir la mejor opción entre varias alternativas en función de nuestras necesidades de cada momento.
  • Flexibilidad cognitiva: capacidad para cambiar nuestros pensamientos ante situaciones nuevas o inesperadas, o para adaptarnos al entorno.
  • Inhibición: capacidad para controlar los impulsos o la información no necesaria cuando estamos llevando a cabo una tarea.
  • Monitorización: capacidad de mantener la atención sobre la tarea y regular qué y cómo estamos haciendo la actividad, para corregir lo que sea necesario.
  • Memoria de trabajo: capacidad de almacenar información de manera temporal para usarla después.
  • Anticipación: capacidad para prever las consecuencias de una acción.
  • Razonamiento: capacidad para resolver problemas de manera consciente, estableciendo relaciones causales y llegando a una conclusión lógica.
  • Fluidez: capacidad para generar nueva información a través del conocimiento previo resolver diferentes problemas.
  • Fijación de metas: capacidad que permite elaborar una estrategia sobre cómo invertir recursos y hacia dónde dirigir la conducta. Está vinculada a la motivación.

 

Desde Afannes, nos gusta mucho entrenar las funciones ejecutivas a través de diferentes juegos de mesa, ya que el juego es una forma muy motivadora y entretenida de aprendizaje. Existen muchos juegos para este entrenamiento, de forma individualizada o grupal, para divertirse solos, con amigos o en familia.

 

¿Cómo detectar problemas de comprensión del lenguaje?

 

Los problemas de comprensión del lenguaje muchas veces pasan desapercibidos para aquellas personas que no son expertos en el lenguaje o que no están implicados en el trabajo directo con niños pequeños y no tan pequeños. Muchas veces como padres y madres no somos capaces de ver si nuestros hijos comprenden lo que les queremos decir solo por escuchar las palabras que les decimos, o lo apoyamos con gestos más o menos naturales, con claves contextualizadas (se lo decimos siempre en el mismo momento o en el mismo lugar), … y un sinfín de pistas que les damos a los niños para ejecutar aquello que les estamos pidiendo, sin ser conscientes de ello.

 

Por todo ello, es habitual que niños con problemas de comprensión del lenguaje, no sean percibidos como tal por sus familiares más directos.

Para comprobar que el niño comprende el lenguaje que utilizamos con él es importante que le pidamos cosas sin usar todas estas pista, sin señalarle lo que le estamos pidiendo y a veces dándole alguna orden que no sea lo que él espera. De esta manera podremos comprobar si realmente nos está comprendiendo.

¿Qué hacer si nos damos cuenta de que no comprende tanto como pensábamos?

Cuando nos damos cuenta de que algo no lo está comprendiendo podemos trabajarlo con él para que lo vaya adquiriendo en su repertorio de palabras.

Por ejemplo:

  • Si es un concepto lo que no está comprendiendo (detrás, grande, frío, …) se lo repetimos con distintos ejemplos, para que el niño comprenda que varios objetos pueden tener esa cualidad, ponerse en esa posición, etc.
  • Si es el nombre de un objeto, se lo señalamos y repetimos la palabra, sin hacerle frases largas, principalmente el nombre del objeto hasta que el niño lo interiorice y lo añada a su repertorio de palabras conocidas.
  • Si es un verbo lo que le queremos enseñar, la mejor manera es realizar la acción con él, o de no ser posible, enseñarle imágenes que la representen.

Pautas a tener en cuenta:

  • Utilizar frases cortas, nada de explicaciones largas que no van a comprender.
  • Usar un vocabulario adecuado a su edad o su nivel de comprensión, incluyendo palabras nuevas de manera escalonada y siempre con muchos ejemplos de sinónimos que ellos si conozcan que tengan un significado similar.
  • Darle órdenes sencillas y de una en una, y ayudarle a realizarlas si lo necesita.
  • Contarle las cosas que van a pasar y utilizar cualquier momento para hablar con él, estimulando de esta manera el lenguaje oral.
  • Nombrarle los objetos que tenemos alrededor.
  • Pedir ayuda a un profesional que pueda guiarnos en la intervención (logopedas, psicólogos, maestros, pedagogos, …)
  •      

¿Cómo podemos favorecer el desarrollo del lenguaje de nuestros hijos?

¿CÓMO PODEMOS FAVORECER EL DESARROLLO DEL LENGUAJE DE LOS/AS NIÑOS/AS?

El lenguaje es la capacidad que tenemos los seres humanos para expresar necesidades, deseos, emociones e intercambiar pensamientos e ideas con otras personas a través de signos orales, escritos y gestuales. Se conocen tres dimensiones del lenguaje: forma (nivel fonético – fonológico y morfosintáctico), contenido (nivel semántico) y uso (nivel pragmático).

En el aprendizaje del lenguaje intervienen factores biológicos, cognitivos, psicológicos, sociales, ambientales y culturales. Pero… ¿cómo podemos favorecer el desarrollo del lenguaje de los niños? Desde Afannes proponemos las siguientes ideas:

–          Conocer qué es lo que le gusta para aumentar su interés y motivación por comunicarse.

–          Crear situaciones placenteras en las que el niño utilice el lenguaje de forma intencional. Se puede comenzar con peticiones, animando al niño para que pida las cosas que le gustan.

–          Adecuar la dificultad de nuestros mensajes y de nuestro vocabulario a su nivel. No utilizar frases demasiado largas.

–          Enfatizar la entonación de las palabras que queremos destacar en nuestro discurso.

–          Complementar nuestro lenguaje oral con gestos para aumentar la comprensión.

–          Utilizar apoyos visuales como imágenes, dibujos, fotografías y pictogramas para favorecer la comprensión y la expresión del niño.

–          Tener paciencia y escuchar al niño sin interrumpirlo, enseñando la toma de turnos.

–          Hablar sobre las acciones y actividades que hemos realizado durante el día, pero respetando su ritmo y sin presionarlo ni forzarlo.

–          Leer cuentos realizando preguntas abiertas sobre lo que sucede.

–          Escuchar y cantar canciones realizando gestos, palmadas y bailes.

–     También podemos estimular el lenguaje mediante el juego. Por ejemplo, con adivinanzas, veo veo, palabras encadenadas, ¿quién soy?, tabú, jugando a las cocinitas, muñecos, médicos, etc.

 

Ya tenéis tarea para este fin de semana!!!!

 

Enhorabuena a nuestra campeona de karate, Alba Serrano!!!

Desde Afannes queremos felicitar a nuestra campeona Alba Serrano, ha sido campeona de España en Kata Infantil discapacidad Física K40.

Primera participación de Para-Karate en un Campeonato de España Infantil. 5 para-karatekas que hoy han hecho historia en la Real Federación Española de Kárate y Disciplinas Asociadas.

🥇Federico Díez en en Kata Infantil Discapacidad K22 (FMK)
🥇Alba Serrano en Kata infantil Discapacidad Física K40 (FCM)
🥇Andrés Marín en Kata Juvenil Discapacidad Intelectual masculino K21 (FCM)
🥇Sami Poma en Kata Discapacidad intelectual femenino K21 (FCM)
🥇Melany Dan en Kata Silla de Ruedas K30 (FCM)

 

Las emociones incómodas

Cada día nos enfrentamos a un sinfín de situaciones que nos provocan diferentes estados emocionales, algunos satisfactorios y placenteros, y muchos otros incómodos o que nos generan gran malestar. Son sin duda estas sensaciones las que guían nuestro comportamiento y modulan nuestra conducta. Si nosotros, como adultos, no somos capaces de mantenernos al margen de estas emociones que nos incomodan, nuestros hijos tampoco podrán hacerlo.

 

En ocasiones, tendemos al exceso de protección en nuestros hijos para evitarles sufrimiento. Sin embargo, entrenar a los niños para que sepan reconocer y lidiar con sus emociones es la mejor forma de prepararlos para hacer frente a las responsabilidades y decepciones de la vida adulta. La frustración, el aburrimiento, la ira, el miedo, la tristeza, la decepción o la ansiedad son estados emocionales que a menudo observamos en ellos a través de las temidas rabietas. Admitir que nos incomodan y que no nos gusta sentirnos así es el primer paso para poder lidiar de manera saludable con estas emociones. De esta forma podemos ayudarles a aprender herramientas saludables con las que lidiar en cada proceso para que, a medida que crezcan, sean capaces de gestionarlas mejor. Y tú, ¿cómo te sientes hoy?

 

Fotos: Cuento vaya rabieta, Mirelle D Allaçe. El monstruo de Colores, Anna Llenas. Panel de emociones ARASAAC.